Nivel {{ level }}

< Inicio

No más huérfanos

Un mundo en donde las madres pueden ver crecer a sus hijos y disfrutar de su infancia es una posibilidad real, si logramos prevenir las cientos de muertes que ocurren después de dar a luz.

Un mundo sin madres…
Más allá de la falta de amor y protección para los hijos, el fallecimiento de una madre deja un legado de muerte y pobreza en los huérfanos: los hijos más pequeños tienen 2 veces más probabilidades de morir antes de cumplir los 2 años de edad. Sus otros hijos tienen 10 veces más probabilidades de dejar la escuela y abandonar la educación, hecho que perpetúa el circulo vicioso de la pobreza.

¿Qué es Mortalidad Materna?
Se define como la muerte de una mujer durante la gestación, el parto o durante los siguientes 42 días de la terminación del embarazo, independientemente de la duración o el sitio de éste, debido a cualquier causa relacionada con o agravada por el embarazo mismo o su atención, pero no por causa accidental o incidental.* Organización Mundial de la Salud.

¿Por Qué combatir la Mortalidad Materna?
En septiembre de 2010, en un esfuerzo por acelerar el progreso de los Objetivos de Desarrollo para el Milenio, el Secretario General de las Naciones Unidas lanzó la Estrategia Mundial para la Mujer y la Salud de los Niños. El objetivo es salvar a 16 millones de vidas para 2015 en 49 países entre los más pobres del mundo.

“La comunidad mundial está a punto de acabar con la mortalidad prevenible materna, neonatal y la mortalidad infantil en una generación”, dijo el Dr. Flavia Bustreo, subdirector general de la Organización Mundial de la Salud. “Sabemos qué hacer y sabemos cómo hacerlo. El reto ahora es pasar del plan a la acción – estamos muy contentos de ver a países como India comenzar a liderar el camino”.

La mayoría de las defunciones maternas ocurren durante o poco después del parto y casi todas podrían prevenirse si las mujeres fueran atendidas en ese momento por un profesional de la salud con las habilidades necesarias, en centros de salud que cuenten con el equipo y los medicamentos necesarios para prevenir y controlar posibles complicaciones. Además, la negación del derecho a decidir libremente sobre la maternidad, el miedo a la violencia por desigualdades de género, la presión sociocultural, las deficiencias en los servicios públicos de salud sexual y reproductiva y la falta de políticas de educación de la sexualidad son causas relacionadas con la mortalidad materna que debieran encararse abiertamente.

La mortalidad materna es una muerte prevenible, sin embargo es un problema que sigue afectado a nuestras comunidades; No Más Huérfanos es una herramienta de información relevante para quienes desean actuar al respecto.